¡CUIDADO! LAS BACTERIAS TAMBIÉN SE VAN DE VERANEO


¡Por fin llegaron las vacaciones! Todos pensamos y tenemos en mente esto cuando estamos a punto de coger las merecidas vacaciones de verano, pero nos dejamos llevar por la ilusión y podemos tener alguna complicación si no seguimos unas pautas sencillas de higiene de alimentos.
Para que tus alimentos sean seguros, a la hora de tener actividades por ejemplo al aire libre como barbacoas, picnics, parrilladas etc. hay que prestar atención a varios factores: conservar la cadena de frío, no mezclar alimentos cocinados con los listos para el consumo, lavar muy bien frutas y hortalizas, ya que no sabemos por cuantas manos (millones de bacterias) han pasado, e incluso no se debería quemar en barbacoas el alimento cocinado…estos son algunos ejemplos que ahora se puntualizarán.

Y es que, el gran problema del verano, son las altas temperaturas y más en el Sur. Esto hace que favorezcan el crecimiento de las bacterias en los alimentos sobre todo si no se conservan adecuadamente.

Según la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición), nos recomienda llevar unas pautas sencillas e higiénicas para no pasar unas divertidas vacaciones con gastroenteritis o algunas toxiinfecciones alimentarias que pueden complicarse con problemas en el sistema nervioso, como es el caso de la Listeria monocytogenes, (ingesta de alimentos crudos, como carnes crudas y verduras, así como en los alimentos procesados que se contaminan después de su transformación, como los quesos blandos y carnes frías o los productos no pasteurizados de leche y los alimentos elaborados a partir de leche sin pasteurizar). Si quieres saber más sobre toxiinfecciones brevemente colgaré una entrada sobre ello.

Recomendaciones si no quieres pasar tus vacaciones muy divertidas y entretenidas.

Conservar la cadena de frío

• Justo antes de salir, guarda en la nevera portátil los alimentos que necesiten frío.

• Utiliza preferentemente acumuladores de frío. Si vas a usar cubitos de hielo, asegúrate de que el agua derretida no entre en contacto directo con los alimentos.

• Coloca la nevera a la sombra.

• Mantén los alimentos en la nevera hasta inmediatamente antes del cocinado o de su consumo.

• Evita abrir innecesariamente la nevera portátil, perderemos frío cada vez que lo hagamos.

Antes de salir

• Si llevas alimentos cocinados, debes mantenerlos en el frigorífico hasta última hora.
• Cuaja bien la tortilla y consérvala en la nevera hasta el momento de salir y pasarla a la nevera portátil.

• Utiliza recipientes adecuados para guardar cada alimento.

• Si llevas alimentos crudos, sepáralos de los alimentos ya cocinados o los listos para el consumo, y evita que si desprenden líquidos puedan contaminar otros productos.

• Asegúrate de lavar adecuadamente toda la fruta y verdura.

En cualquier sitio

• Mantén una higiene adecuada. Lávate las manos con jabón y agua limpia y sécatelas preferiblemente con paños de un solo uso. Si no hay fuentes de agua potable, asegúrate de llevar una botella para poder lavarte antes de manipular alimentos. Lávate siempre después de tocar alimentos crudos.

• Evita la contaminación cruzada. Al preparar o manipular los alimentos, es imprescindible separar los crudos de los ya cocinados o los listos para el consumo, y usar platos, cuchillos, etc. distintos.

• Lava las frutas y verduras antes de consumirlas. Limpia adecuadamente todas las frutas y verduras, incluso aquellas con corteza no comestible.

• No uses alimentos que contengan huevo crudo (mayonesas, salsas,…)

 Para la barbacoa

• Utiliza maderas preferiblemente no resinosas, de primer uso, sin restos de barnices ni pinturas.

• Saca la carne o el pescado crudo de la nevera portátil cuando las brasas ya estén preparadas.

• ¡¡¡¡Churrascado no significa bien hecho!!!! Si quemamos demasiado la carne, pueden aparecer sustancias con efecto cancerígeno. Además, los alimentos pueden no estar adecuadamente cocinados en su interior. Deben tener un color uniforme en toda su superficie. Si es necesario, haz pequeños cortes para comprobar el cocinado.

• Evita la contaminación cruzada, no uses las mismas pinzas, bandejas, cuchillos,… para los alimentos crudos y los cocinados.

Podéis pinchar aquí para ver el tríptico informativo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s