MIGRAÑAS VS ALIMENTOS y ¿¿el sexo??

el grito
La desesperación del hombre moderno que a veces acaba en migraña por Edvard Munch

Siempre que queremos dar una buena excusa, es fácil decir eso de “me siento mal, es que me duele la cabeza” y rápidamente damos de lado el problema. Pero ya no hay excusas para ello. Una sexóloga, Francisca Molero, asegura que el placer de la actividad sexual se traduce en un pico de neurotransmisores como dopamina, endorfinas y oxitocina, que nos hacen sentir bien, de manera similar que al tomar un analgésico. Pincha aquí si quieres leer más.

excusas
Ya no hay excusas

Pero padecer una enfermedad crónica, como la que os voy a contar, es realmente un problema. Realizar las tareas diarias como ir a trabajar, hacer compras, hacer una vida normal…sin saber si hoy será el día “migrañoso” o no, es una faena si no sabemos cómo controlar la situación antes de que sea demasiado tarde y aparezca el dolor. Hay veces que las causas no se conocen ciertamente, pero pueden influir numerosos factores ambientales o personales. El estrés del día a día, situaciones familiares, mala alimentación, o quizás por el acúmulo de todo. Las crisis resurgen de la nada y empieza un dolorcillo de cabeza, que se va agravando conforme pasan los minutos, llegando a ser jaqueca (del árabe, “media cabeza”) o también denominada hemicránea (del griego, “un lado de la cabeza”). Necesitas silencio ya que te molestan los sonidos, incluso cierras los ojos porque la luz intensa se clava en tus ojos como alfileres finísimos. Es un dolor tan intenso que empiezan a aparecer las nauseas y también se empieza a distorsionar la visión por momentos. El dolor de cabeza ya está implantado totalmente por un largo periodo de tiempo.

Parece que no pesa tanto, no?
Pues parece que no pesa tanto, no?

Podemos observar que hay más casos en mujeres que en los hombres. Además se ha comprobado que aproximadamente un 70% de los pacientes tienen migraña porque sus familiares de primer grado lo padecen y cerca de un 50% de estos está ligado al cromosoma 19.

Por suerte no lo padezco, pero mi “compi” del día a día sí y es realmente duro ver las fases por las que pasa. Un abrazo querida G. 🙂

Se podría decir que una migraña no es sinónimo de cefalea, ya que no es solamente un dolor de cabeza puntual.

Existen factores desencadenantes que no son la causa de la crisis de dolor migrañoso, pues la enfermedad es de base genética, pero actúan como facilitadores solamente en individuos predispuestos:

  • Horas de sueño
  • Hábitos de vida
  • Factores psicológicos
  • Ciclo menstrual
  • Cambios atmosféricos
  • Alimentación

Pues bien, si nos centramos en la alimentación hay tres elementos importantes que pueden causar migrañas:

  • Alimentos ricos en sal
  • Estimulantes químicos como la tiramina, feniletiamina, alcohol
  • Alimentos alergénicos

Los alimentos ricos en sal, como pueden ser los que se usan en procesamiento y curación de alimentos como sopas, carnes, salmón, embutidos, salsas con glutamato monosódico, o umami (sabroso, el nuevo, o el quinto sabor).

ALIMENTACIÓN Y MIGRAÑAS

La tiramina: estimulante de los vasos sanguíneos del cerebro, que pueden ocasionar migrañas. Se encuentra en quesos, higos enlatados etc.

La feniletilamina es otro vasoestimulante. Y aquellos alimentos que contienen monoamina son el chocolate, té, café, colas. Es por ello que se recomienda café descafeinado y té de hierbas.

El alcohol contiene histaminas que también son vasodilatadores: vino, cerveza, brandy, gin etc. Por cierto, el que menos estimula es el vozca, por si no podéis resistiros ;P

Los alimentos que contienen aspartamo también pueden provocar migrañas.

 Alimentos alergénicos: un vaso de leche puede producir histaminas, que es la responsable en algunas personas intolerantes a los productos lácteos.

El trigo, maíz, las nueces, coco, cerdo e incluso la levadura son algunos de los alimentos que pueden causar alergia y, como consecuencia, dolores migrañosos.

Habría que tener en cuenta que no todos estos alimentos contienen mucha histamina, sino que algunos de ellos, sin ser histamínicos, provocan la liberación endógena de esta sustancia, ya que la histamina está presente en el interior de las células. Como consecuencia deben evitarse la leche de vaca o la naranja.

Por lo que se debe evitar:

Patatas fritas, nueces, galletas saladas, aceitunas, chocolate, donuts, brownies, galletas de mantequilla, alimentos que contengan edulcorantes como el aspartamo. Y en cuanto a bebidas,  refrescos de cola, café, vino, té, wisky etc.

¿Existen ingredientes beneficiosos? Sí, por supuesto.

migrañas alimentos

Jenjibre: Sirve como analgésico natural. Se puede preparar como infusión.

Menta: es un excelente sedante. Se consume como infusión también, aunque un masaje con aceite de menta en el cuello es perfecto para relajarse, e inhalar sus vapores también es muy efectivo.

Lavanda, melisa y tila: Todas ellas tienen una acción sedante.

Uña de gato: desinflama y calma el dolor.

Caléndula: Perfecta para relajar y aliviar el dolor.

Aceite de lavanda: aplicar en la frente con un paño húmedo, es un remedio muy antiguo para aliviar los dolores de las migrañas.

¿Cuál sería entonces una nutrición ideal para las migrañas?

 Pues con una dieta variada y rica de alimentos frescos, no muy procesados, baja en grasas, hidratos de carbono y que contengan como referente estas vitaminas y minerales:

Vitamina B2: alimentos que incluyen vitamina B2 o riboflavina reducen significativamente el dolor de cabeza: las sardinas, las lentejas, el salmón, la lubina, las setas…

Vitamina B6: Necesario para aumentar la serotonina, la cual evita la aparición del dolor. La podemos encontrar en el bacalao, el atún, la trucha, las patatas al horno (con piel), el brócoli, los espárragos, los nabos, los cereales integrales, las semillas de girasol, el salvado.

El magnesio. Indispensable. Según muchos estudios, cuando sufrimos estrés se bloquea la producción de magnesio, lo cual deriva directamente en el dolor físico y, sobre todo, en el dolor de cabeza. Se encuentra en la levadura de cerveza, en las pipas de girasol, en las nueces, en el arroz integral, en las castañas secas…

Podríamos sumarle unas recomendaciones buenísimas para liberar estrés y poder tomarlo como hábitos, como son:

  • Hacer una hora de ejercicio diaria.
  • Relajarse y controlarse un poco más en situaciones puntuales.
  • Poder replantear una vida mucho más tranquila.

He llegado a leer, nada más y nada menos, que hace tres mil años a.C. apareció la primera descripción de una cefalea o dolor de cabeza, aunque fue estudiada más profundamente en la civilización Babilónica. Aunque existen datos y documentos en los que se habla de una migraña propiamente y que la padecieron famosos como Napoleón. Y es que nuestros antepasados pensaban que la migraña era una especie de castigo por ofender a los dioses o que ocurría cuando los seres humanos eran poseídos por espíritus malignos.

Parece que le duele un poco la cabeza
Representación de la fase de dolor de la migraña por el caricaturista inglés George Cruikshank (1792-1878)

medusa de bernini
Tener esto en la cabeza le daría algún que otro dolor. Medusa, año 1630, de Bernini.

Hipócrates recetaba hierbas vomitivas al notar que el vómito mejoraba la cefalea. Incluso los egipcios envolvían con lino la cabeza de quienes las padecían y les colocaban un cocodrilo encima con la boca abierta, para que se comiera a los dioses.

Ya a finales del siglo XIX, un neurólogo inglés, Edward Liyeing fue el primero en considerarlas como “tormentas nerviosas” que afectaban los nervios de la cabeza más que a los vasos sanguíneos, como se pensaba en el S. XVII.

Volviendo al inicio de la entrada y como anécdota, hace unos días encontré un artículo muy interesante del periódico EL MUNDO, donde nos hablan sobre los beneficios del sexo para poder mitigar el dolor de las migrañas, e incluso podría estimular la generación de neuronas. Como os he comentado anteriormente, parece que además de interesante tiene un gran efecto positivo.

Pues bien, no sólo relaja, quema calorías, es favorable para atenuar las migrañas, sino que además existen estudios que abalan todo esto (Universidad de Maryland y Nottingham). El doctor Pedro Villegas, sexólogo clínico con 30 años de experiencia se atreve a decir que «Tradicionalmente el ejercicio cardiovascular de un coito se ha comparado también con los 100 metros lisos». E incluso estudios llevados a cabo en Alemania dicen que alemanes adultos que mantienen relaciones al menos una vez cada dos semanas experimentan menos estrés al hablar en público, y su presión sanguínea se mantiene más baja una vez cada dos semanas.

Villegas señala que entre sus pacientes se ha encontrado a menudo casos de personas que se masturban antes de los exámenes o de una charla en público, «algo que reflejan también las estadísticas, sobre todo entre la gente joven»

Así que apuntad bien si tenéis migrañas, problemas para hablar en público, exámenes, problemas para dormir y quemar calorías, además de una buena alimentación, se recomienda una buena “alimentación sexual” si no queréis que vuestro médico os recete esto 😉

receta-mdica-de-la-nueva-sanidad-pblica_20140204172302

En la sombra, lejos de la luz del día, la melancolía suspira sobre la cama triste, el dolor a su lado, y la migraña en su cabeza.

Alexander Pope


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s